La formación, clave para el pediatra

Un proceso continuado
enfocado en la excelencia

Formación

Los avances continuados de la práctica pediátrica actual hacen necesarios la formación continuada del pediatra a lo largo de todo su ejercicio profesional. Desde Pediátrica.net te acompañamos en este fascinante recorrido.

Un necesidad permanente, un compromiso sólido

El objetivo es proporcionar a los pediatras y a los profesionales implicados en la atención a la población infantil, todas las herramientas de formación posibles y disponibles.

Un profesional pediátrico tiene una formación que adquiere, mantiene y mejora sus conocimientos, habilidades y actitudes continuamente, lo que le permite que su ejercicio profesional se lleve a cabo de forma competente, esto es con la calidad exigida por la profesión, las organizaciones profesionales, el sistema sanitario y, sobre todo, la sociedad. Para esta formación incluiremos todas las actividades que los médicos llevan a cabo, formal o informalmente.

Se detectarán las necesidades formativas y se pondrán en marcha las actividades adecuadas para cubrirlas. Ahora bien, ¿cómo llevarlo a cabo? ¿cómo conseguir que repercuta en el prestigio de mi centro?

Por un lado es importante promover eventos de formación continuidad; para ello habrá que definirlos, diseñarlos, financiarlos, publicitarlos y ejecutarlos. Hay que destacar que todas las organizaciones que promuevan eventos se sitúan en lugar muy destacado del panorama social y profesional de la pediatría.
Es fundamental que a través de nuestros departamentos de comunicación se den a conocer, en la forma y con la intensidad que cada promotor considere conveniente.

Por otro lado la especialización de postgrado es una formación reglada, formal, estructurada, dimensionada en el tiempo, contenidos, así como en un sistema incremental de responsabilidad. Se trata de una formación «experiencial». Las actividades formativas podrán ser de muy diversa índole: sesiones clínicas, cursos, talleres, jornadas o seminarios, y será importante complementarlos con otros programas más específicos.

Todo ello surge ante la necesidad de adecuarse a los nuevos retos asistenciales o bien ante la aparición de nuevas tecnologías que precisan de un aprendizaje exclusivo para su manejo y puesta a disposición de los pacientes. Por otra parte, la necesidad de especializaciones dentro de la pediatría y el mantenimiento de las subespecialidades, requieren, sin duda alguna, mantener la formación de un modo permanente.

Un amplio abanico de posibilidades

Una formación basada en actividades presenciales, no presenciales y mixtas, formales y no formales, pero de calidad, sería la fórmula adecuada para mantener los conocimientos necesarios para el desarrollo de nuestras competencias.

Nuestros programas de formación siempre serán a medida para cada institución sanitaria, confeccionándolos a partir de las características específicas de cada centro.
Pediatricaexpertos.com – Nuestros valores